Este hijo de una tradicional familia Sanfelipeña, compuesta por el abogado Carlos Quesney y la psicóloga Gabriela Andrade, el número 5 de 6 hermanos, hoy es una de las figuras prominentes como director de cine. A sus cortos 27 años ha ganado importantes premios, cuenta con 3 películas, cortos y ha hecho los videos clips de muchos músicos chilenos en boga.  Este joven sanfelipeño sueña con recuperar un cine para su ciudad y ojala una escuela de Cine. y prontamente será premiado por la ciudad de San Felipe con la distinción al Talento joven.

De caminar pausado, polera y jeans llega al café de Providencia, donde lo esperamos. “Un café para despertar”, son las primeras palabras de Bernardo Quesney. Ya son cerca de las 20 horas y se ha pasado el día revisando videos, guiones, imágenes, su mundo. Mientras  tomamos el café, me doy cuenta que ese niño rubio que conocí hace unos 20 años en el Club San Felipe, mientras jugábamos fútbol con sus hermanos mayores, ya no era un niño, sino que un artista por donde se lo mire.

Muy sencillo no pareciera que ha dirigido a personajes del nivel de Amparo Noguera, Catalina Saavedra y que ha hecho los videos de casi todos los artistas emergentes de Chile.

¿Cuáles son tus primeros acercamientos al Cine?

Bueno lo clásico en el colegio (Alemán de San Felipe), con harta sangre y asesinatos, esas cosas como a los 11 años, yo era el que grababa todo en esa época con una cámara de mis papás, una hi 8, recuerdo que a mi mamá, no le gustaba mucho. Pero por lo violento. Recuerdo que me pasaba tardes enteras viendo las películas que daba el cine Aconcagua a Luca como estudiante, eran buen desfasadas, pero igual salvaban y ahora hay un mall chino.

¿Hubo problemas con estudiar una carrera como cine en una familia más bien tradicional?

La verdad no, como que nunca hubo alternativa, yo creo que mis papás estaban absolutamente claros, quizá hubo más problema si no hubiese sabido que hacer, pero rayaba con eso desde los 10 años, veía Tarantino y me quedaba pegado, eso claramente no es tan normal en alguien de esa edad, hasta unos DVD de cine antiguo que tenía mi papá me los vi todos.

Ahí entraste a estudiar Cine a la Universidad Mayor. ¿Cómo fue esa experiencia?

Muy buena, me di cuenta que había otra gente con las mismas inquietudes que yo, algo que obviamente no era tan común en San Felipe y empecé rápidamente a hacer muchos cortos, grababa de todo y obviamente tenía ganas de hacer una película?

Y  te atreviste jugártela con una película, que finalmente termino siendo premiada en Lima. ¿Qué te hizo tomar esa decisión?

En la escuela te decían hagan puros cortos, las películas son palabras mayores y yo en tercero o cuarto, estaba decidido a hacer una, así que agarre mi cámara, escribe una película muy corta  le pregunté a un par de actrices, una de ellas de Putaendo, Fernanda Toledo. La grabamos en un día en la comuna de Panquehue. El tema es que la editamos se exhibió en Santiago y gustó la gente se reía y fue muy loco. Después la empezamos a mandar a otros lados hasta que finalmente fue premiada en Lima en el Festival Iberoamericano de Cine Digital de Lima 2012: Mejor película por Efectos Especiales, lo más extraño es que la vio mucha gente, muchos comentarios eso fue raro, la verdad. De hecho imagínate el costo fue bencina y no le pagamos a las actrices.

¿Has incursionado en los videos para los artistas?

Si he grabado muchos, comencé haciéndolo con Denver (grupo sanfelipeño que triunfa a nivel Nacional), que son mis amigos y bueno ahí gustó y me empezaron a llamar artistas nacionales del nivel de Colombina Parra, Gepe, Pedro Piedra, entre otros.

¿Son muy extraños?, los artistas.

Los músicos tiene  su mundo, les gusta salir con una chaqueta determinada, pero claro hay exigencias extrañas de ellos o cosas chistosas. Lo que si cuesta concentrarlos, ellos se dedican a su música. Ahora si en el cine hay bajo presupuesto en la música el presupuesto es lo que queda, entonces hay que armar las cosas con mucho esfuerzo, muchas veces los actores están porque les gusta el artistas, son medios fans. Pero es linda la experiencia, ya he hecho como 10.

¿Qué tal la experiencia con Denver?

Fue muy distinto, somos muy amigos, nos conocemos desde chicos, con Milton, La Mariana vive cerca de mí, entonces estamos más conectados, van saliendo cosas muy buenas.

¿En este mundo todos saben que para financiarse funciona la publicidad, no tiene  drama con eso?

Para nada todos los cineastas lo hacen hasta los más reconocidos, hay que vivir, pagar las cuentas. Yo he hecho cosas de Almacenes Paris,  videos de Zapatillas etc... Creo que donde uno debe tener las cosas claras es en marcar un equilibrio, saber cuando parar y cuando decir, ahora no porque estoy en un proyecto y debo escribir y pensar no todo es plata. Pero la verdad yo hago de todo; clases,  documentales. Nunca soy muy de planificarme hace dos semanas no sabía que iba hacer y ahora sé que debo filmar un comercial y dos video clips.

Volviendo a tu infancia y adolescencia ¿qué cosas te marcaron en San Felipe?

Hice de todo de Barman en las fiestas Odisea de mi hermano Carlos, ayudaba a promocionar con el público más joven y bueno sin duda me marco el Festival de cine que realizaba mi hermano, junto a Ricardo Ruiz que duro un buen rato y se hicieron grandes esfuerzos en esa línea, son cosas que hay que valorar y cuando uno las pierde las mira con nostalgia, pero era muy difícil realizarlo.

¿Ahora que es lo que se viene tu nuevo proyecto?

Estuve en Cuba ahora en un taller importante. Ahora estoy trabajando en un guión de mi próxima película que será grabada íntegramente en San Felipe con una temática bien divertida, esa mezcla entre ciudad y ruralidad, que a 5 minutos hay un camino de tierra, esos casinos medios truchos, esa mezcla, la gente es muy lindo lo que se vive y quiero tratar de reflejarlo en la película. Mi idea también es poder involucrar personajes locales mezclados con santiaguinos.

¿Qué te parece San Felipe de hoy?

Me encanta, siento que se pueden hacer muchas cosas, la calidad de vida, todo es cerca, puedes hacer 7 reuniones y 8 cosas más, almorzar en tu casa y te sobra tiempo. Me gusta lo que está pasando, lo que está pasando con los haitianos, antes estaban los paisanos, siempre henos sido una ciudad mezclada y eso es bueno.

Hay cosas chistosas también la rivalidad entre San Felipe y Los Andes, es como una pelea estúpida pero que existe. Me llama la atención que la gente no sabe dónde queda San Felipe, te dicen ha debe estar lejos.

Me gusta mucha que aún se da la vida de ciudad pequeña, que la gente almuerza en la casa, los negocios cierran como que entre 2 y 4 no pasa nada.

 

Hay mucho esfuerzo en esto

Hoy puedo vivir de mi trabajo, pero uno lo hace por otras razones, porque te gusta, que te comenten que vean tus cosas, pero claro hay mucho de perseverancia. Mi instinto es buscar el equilibrio hacer cosas que me generar dinero y otras que no.

Que le dices a los adolescentes que se quieren atrever?

Que lo hagan, que se atrevan, que a veces se van a caer pero que se paren y que estudien lo que más puedan y sean perseverantes.

¿Con quién te gustaría trabajar?

Me gusta Alfredo Castro, estuve a punto, pero he tenido la opción de trabajar con buenos actores, se involucran por el guion y me gusta trabajar con buenos actores, más de que si salen o no en TV.

                                                                              

¿Cuál es tu sueño para tu ciudad San Felipe?

Me gustaría recuperar el Cine o que hubiese una sala donde se dieran películas más locales, no tan gringas y claro obviamente una escuela de cine ya sería demasiado bueno. No comprendo porque hay que ir a Santiago a estudiar cine.