Municipalidad de Los Andes prolonga por un mes el funcionamiento de albergue para personas en situación de calle

albergue

 

Hasta los últimos días de octubre estaba contemplada la duración de la atención del albergue municipal de Los Andes, gracias a la alianza entre el municipio y el Ministerio de Desarrollo Social en el Plan Invierno 2017. En un desayuno de “despedida”, el alcalde Manuel Rivera sorprendió a los usuarios al anunciar que el dispositivo podrá seguir recibiendo a personas en situación de calle durante un mes más.

 

El Alcalde Manuel Rivera señaló que acogiendo a las necesidades, se trabajó intensamente durante este año para “darles un poquito más de dignidad. Hicimos más gestión, mejoramos las dependencias, las camas, etc. Podemos decir con satisfacción que vamos a tener un mes más del albergue, para que el aparataje social, tanto la Gobernación como el Municipio tengan el tiempo suficiente para que aquellos temas sensibles como la relocalización, el traslado, los podamos resolver apuntando a una solución más definitiva”.

 

Por su parte el Gobernador Daniel Zamorano agradeció a la Municipalidad de Los Andes por acoger al llamado y trabajar en conjunto a los departamentos sociales de cada repartición, instando también a los usuarios del albergue a poner de su parte para lograr una reinserción social y laboral: “queremos que este mes sea una oportunidad para encontrar una solución: trabajo, vivienda, un subsidio de arriendo para que la gente tenga donde estar. Este es un gesto importante que hay que destacarlo, porque no solamente se cubrió el invierno con este plan sino que se cubrió antes y después, esperamos que la gente que está acá tenga una solución y pueda vivir dignamente”.

 

Catalina Ortiz, profesional de la SEREMI de Desarrollo Social, señaló que devolverle la dignidad a los más necesitados es un foco que debe instalarse como política pública, en ese sentido “quiero destacar la labor que ha tenido Los Andes, se han caracterizado por su auto gestión, por iniciar los dispositivos de Ruta Calle y Albergue antes del tiempo estipulado por el Ministerio, lo cual obviamente implica que hay una preocupación por esta población en situación de vulnerabilidad”.

 

Pamela Bravo es una de las personas que a diario acude al albergue municipal. Llegó de Santiago junto a su familia, su marido quedó cesante y no tuvieron para pagar el arriendo, quedando en la calle. Ahora buscan un nuevo lugar para vivir, recibiendo positivamente la noticia de que podrán alojar durante un mes más en un lugar seguro mientras encuentran un hogar definitivo.

 

“Jamás se me pasó por la mente que iba a pasar por una situación así en algún momento, la recepción aquí fue excelente. Lo hemos pasado súper bien, hay tranquilidad, simpatía y se crean lazos de amistad. No hay malos tratos, no hay faltas de respeto y eso se valora”.

Comparte

Noticias relacionadas