Mujer chilena: Laura Rodig, andina

 

En tiempos en que la diversidad es lema para construir una sociedad justa en todas las dimensiones culturales de este siglo XXI, y donde recién se  está dando la relevancia a las mujeres en sus plenos derechos, el derecho a constituir un rol en todos los ámbitos de la vida pública y privada como lo han hecho los hombres.

Nuestro país que se ha caracterizado por ser, desde la Colonia hasta ahora, una sociedad patriarcal y donde el machismo, como idiosincrasia, se ha arraigado en nuestra sociedad desde sus orígenes. Sin duda, el siglo XXI ha tomado conciencia con las nuevas generaciones que están permitiendo respetar los derechos de la mujer chilena. 200 años ha demorado este proceso de reconocer la identidad de la mujer como un ser dotado de facultades intelectuales al igual que el hombre. Aun así no podemos decir que esté logrado este aprendizaje culturalmente, menos cuando vemos las postergaciones en los diferentes ámbitos: la cantidad de femicidio, que cada año aumenta,  la mentalidad retrógrada que las mujeres misma mantenemos para no salir de nuestro confort y porque el llamado “machismo” sigue empoderado como un lobo feroz de la sociedad chilena.

En nuestro país, y los historiadores no me lo pueden negar, las mujeres hemos estado a la par en todas las luchas culturales, sociales, políticas que se han dado desde tiempos coloniales;  hay una independencia de Chile que también fue cimentada por mujeres junto a los llamados “hombres de la Patria”, pero no conocida y menos valorada por nosotros, porque la historia oficial que se nos cuenta solo nos habla de guerras y “padres de la patria”.

El respeto a la diversidad y a la inclusión me parece imprescindible para continuar creciendo como sociedad. Sabiendo que este concepto es muy amplio, solo me refiero a la importancia de mi género y desde esta perspectiva quiero mencionar que en Los Andes hay muchas mujeres que día a día construimos nuestra  vida y aportamos a la sociedad, desde las tareas domésticas al mundo laboral y profesional, asimismo, político, social y cultural en general. Además, si bien tiene una connotación peculiar que la profesora Srta. Lucila Godoy Alcayaga haya surgido como escritora en Los Andes con su seudónimo Gabriela Mistral que la catapultó a la fama, no es menos importante que sepan que aquí conoció a la Srta. Laura Rodig, oriunda de esta tierra andina, sin embargo, nunca he visto un reconocimiento de ella en el tiempo que llevo en este mundo cultural de Los Andes.

¿Quién fue LAURA RODIG? Trataré de resumir su biografía, porque si ustedes van a la página web. http://www.artistasvisualeschilenos.cl/658/w3-article-40178.html, descubrirán la gran importancia de esta mujer chilena  y que merece mínimo una escultura en una avenida de nuestra ciudad. Ella nació en Los Andes un 7 de junio de 1901, conoció a Gabriela Mistral en 1914 “quien se convirtió en su protectora al fallecer sus padres y con quien compartió parte de su trayectoria artística. Desde 1917 fue nombrada profesora de dibujo y escultura en distintos liceos y escuelas del país, como el Liceo de Punta Arenas, el Liceo de Temuco y el Liceo 6 de Santiago”. Viajó con Gabriela Mistral al extranjero donde tuvo contacto con otros pintores, escultores y muralistas. Tuvo una infinidad de premios por su trabajo artístico en nuestro país y en el extranjero.

“Además, fue parte del Partido Comunista y del MEMCH (Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena) donde realizó diversas actividades artísticas participando, por ejemplo, en la creación de diseños para estandartes. Asimismo, fue colaboradora de La Mujer Nueva, publicación del movimiento, donde se discutieron y difundieron las demandas sociales de la población femenina” (fuente anteriormente mencionada). ¿Se dan cuenta como también tuvo conciencia social y luchando por nuestros derechos? Y no solo los de la mujer, sino que al igual que Gabriela Mistral su lucha social como mujeres intelectuales la dieron desde sus tribunas y así hay muchas chilenas más. No desconozcamos nuestra historia, el no saber de ella nos lleva a seguir repitiéndola. Percibo que  las nuevas generaciones estarían promoviendo este cambio sociocultural para bien de toda nuestra sociedad.

Invito a la comunidad en general para el lunes 28 de agosto a las 19:00, en la Biblioteca Pública de Los Andes, a un conversatorio  sobre la mujer chilena donde quiero destacar, a modo de resumen su historia,  e iniciando una campaña para reconocer como hija ilustre a LAURA RODIG y una escultura en una importante Avda. de nuestra ciudad.

Palmira Ramos Cruz.

Profesora-Escritora

Comparte

Otras opiniones