Rincones : La emotiva historia de la Parroquia de Putaendo

Iglesia Putaendo

 

 

Está frente a la plaza de Putaendo y es visitada por turistas de todo el país, pero pocos conocen la rica historia que tiene este pedazo de nuestra tierra y lo relevante que ha sido. Esta parroquia de la diócesis de San Felipe tiene su origen en 1729, casi 100 años antes de la independencia de Chile. Sacudida por el terremoto del 1965 fue reconstruida en una historia de mucho esfuerzo.

En 1809 el visitador canónico Mauricio Sotomayor la denomina como Vice Parroquia de San Antonio de la buena vista de Putaendo. Cuenta la historia que el lugar donde se realizaban los primeros cultos era de totora y adobes de cal. Con el tiempo se fueron realizando arreglos hasta que finales del 1800 estaba hecha de ladrillos y madera, donde el pueblo Putaendino asistía con devoción.

En el año 1965 el terremoto la dañó en demasía, y unos años después fue declarada inhabitable. El Párroco de la época, Osvaldo Celis, y el obispo tuvieron que tomar una decisión muy dura que era demoler o reparar el lugar sagrado, generando un gran problema, ya que no se contaba con los recursos. A partir de esto, tanto la Iglesia como al pueblo de Putaendo, realizaron un gran esfuerzo para reconstruir uno de los grandes símbolos de su comuna.

Comentaban, quienes trabajaron en la obra, que fueron momentos de mucho dolor y un largo camino, ya que inclusive no se contaba con dinero para los sueldos. Sin embargo, los putaendinos sintieron como si  contaran con la ayuda de Dios, y gracias al obispo de la época Monseñor, Camilo Vial, se consiguió apoyo europeo. Así en 1990 quedó lista la hermosa Parroquia, motivo de orgullo para el pueblo y un ejemplo en todo el valle.

Etiquetas