Terremoto en la UDI de Aconcagua, renuncia Alcalde Pradenas y 3 concejales

600

A través de dos cartas dirigidas a la Directiva Nacional del gremialismo, El alcalde Luis Pradenas y los concejales de Panquehue Italo Bruna, Patricio Morales y Manuel Zamora, presentaron su renuncia a la militancia en la Unión Demócrata Independiente, las causas habrían sido la  falta de consideración del partido de calle Suecia.

El tradicional Alcalde, quien en la última elección obtuvo mayoría no sólo en los votos sino que en concejales, expuso su renuncia y molestia a través de una carta.

CARTA ALCALDE

“Ingresé feliz a la UDI el año 2004, invitado a participar en un proyecto cuyos ideales me identifican plenamente; con referentes de la época que eran verdaderos y grandes modelos de liderazgo, consecuentes y valientes, como el desaparecido Jaime Guzmán Errázuriz; Pablo Longueira Montes, Hernán Larraín Fernández, Juan Antonio Coloma, Víctor Pérez Varela y muchos más. El mismo año me integré a la lista que iba por el Concejo de Panquehue y logré un cupo con un muy buen trabajo de campaña, mismo trabajo que me consolidó como concejal en esta comuna liderada por un alcalde y cinco concejales de la concertación. Siendo el único de centro derecha, no me amilané para fiscalizar en terreno con fuerza y firme a mis ideales; dejando en evidencia terribles irregularidades del municipio, demostrando que mi tienda política era verdadera alternativa para una comuna vulnerable.

Por lo anterior y a falta de candidatos dispuestos a asumir el desafío, en el año 2008 me presenté como candidato a alcalde representando a la alianza enarbolando con orgullo la bandera UDI; logrando una positiva respuesta de la gente que me entregó la posibilidad de dirigir los destinos de esta comuna.

Ya con tres períodos como alcalde, y con una aprobación que siempre ha ido en ascenso, no solo he tenido logros como primera autoridad, sino que además y con mucho esfuerzo, creo haber posicionado contra toda proyección o predicciones a la centro derecha en un lugar que era tradicionalmente de izquierda. Prueba de ello es que hoy el Honorable Concejo se compone de tres concejales UDI, uno de RN, un socialista y un DC, además del suscrito; resultado directo del trabajo consecuente en un pueblo que ha volcado su voto mayoritario hacia nuestro Presidente de la República en primera y segunda vuelta. No es casualidad.

Tres períodos en los que he trabajado solo, sin el apoyo de parlamentarios, CORES, o dirigentes de mi partido; e incluso autoridades de la alianza que simplemente me dieron la espalda frente a justos y necesarios requerimientos que no era más que respetar plazos y procesos; por el contrario, los retrasaron, ignoraron o simplemente negaron.

En el recién pasado gobierno de la Nueva Mayoría, fui perseguido políticamente, hostigado por poderes de gobierno y censurado por las autoridades por diversas razones; así como se me frenó grandes e importantes proyectos comunales, obligándome a recurrir a la presidenta, quien siempre los acogió y dio solución; pero no fue suficiente. Un CESFAM nuevo que no ha sido inaugurado después de más de ocho años de trámites; proyectos emblemáticos frenados por la desidia o simplemente ineficiencia, que ya están elegibles y aprobados, pero nunca liberan el financiamiento. Doloroso para una comuna pobre liderada por la derecha. Doloroso que se castigue a la gente por perjudicar al alcalde. Sucede. Tengo todas las pruebas y las puedo exponer, pero ¿a quién? Si mi propio partido me dio la espalda.

No quiero esto para Chile, ni para Panquehue. Por lo que trabajé incansablemente en la campaña de nuestro presidente Sebastián Piñera Echenique, con la esperanza de volver a los equipos eficientes y de mérito propio. Trabajé con la convicción y honestidad de siempre, en la lealtad de quien cree en un proyecto. Principalmente en terreno, pero también participé en la comisión de seguridad pública del programa de gobierno, viajando los martes y viernes disciplinadamente para compartir mi experiencia y aportar mis conocimientos. En paralelo, integré las reuniones con el entonces candidato junto a algunos alcaldes en donde nos manifestaba su compromiso de trabajar de la mano con los alcaldes, facultándonos para tener voz y voto en la instalación de las nuevas autoridades de las respectivas regiones y provincias. También quiero manifestar que el señor Presidente visitó mi comuna en su campaña cuando recorrió el Valle de Aconcagua con sus provincias de San Felipe y Los Andes, siendo el único municipio que lo recibió y al que decidió visitar; ocasión en que conversamos en mi oficina, fue entrevistado por la radio local, tratamos temas de contingencia de Panquehue y posteriormente se dirigió en la sala de reuniones a dirigentes que invité. A raíz de esta situación, fui denunciado por la izquierda a la Contraloría General de la República, la que dictaminó que hice proselitismo político, remitiendo al Honorable Concejo la responsabilidad de representar al TER Valparaíso necesitando solo dos votos para sustentar si los hechos ameritan para que éste resuelva. Informé mediante mensajería instantánea a la presidenta del partido y parlamentarios UDI, no recibiendo el más mínimo apoyo; ni siquiera respuesta alguna.

Gracias al trabajo honesto y las relaciones con este cuerpo colegiado, logré cuatro votos a favor, una abstención y un voto socialista en contra, logrando no seguir con el trámite que me exponía a dar curso a un proceso de destitución en el TER.

Si a todo esto le sumamos el que, con el ánimo de cooperar, propuse nombres de probos y reconocidos profesionales UDI e independientes pro UDI verdaderamente comprometidos para la instalación de cargos regionales en el recién asumido nuevo gobierno, ninguno fue considerado. Lo que sería absolutamente legítimo en circunstancias que las personas instaladas fueran las más capacitadas, pero no; y, haciéndome cargo responsablemente de mis dichos, se ha entregado nuevamente cargos de importancia a personas que dejaron mucho que desear en el gobierno pasado de Sebastián Piñera, con desempeños paupérrimos. Esto se repite.

El actuar de la dirigencia nacional y regional me ha desilusionado. Los valores e ideales UDI me representan, sin embargo no los veo en quienes se han hecho cargo del partido. Si todo el trabajo de 14 años en esta comuna, instalando a la UDI en un medio tradicionalmente de izquierda y volcando la tendencia en un mundo popular con alrededor de un 80% de vulnerabilidad y con un creciente grado de aprobación hacia las políticas municipales, sin el más mínimo apoyo del partido teniendo visitas de parlamentarios y autoridades solo en tiempos de campaña; rehuyendo al apoyo y con nula presencia cuando más se le necesita, pues no me queda más que concluir que he sido utilizado por actos mezquinos de egos políticos hambrientos de poder y figuración en un partido que se ha convertido en un remedo de los ideales de la UDI de Jaime Guzmán y fundadores. No ha sido muy poco el apoyo, es que nunca ha habido apoyo. Este alcalde jamás ha sido tomado en cuenta ni valorado, al punto que la decisión de enviar esta carta es a raíz de que los mensajes que he dirigido al whatsApp del partido, ni la presidenta, ni el secretario general, ni el intendente; han devuelto una sola palabra, por lo que deduzco que no merezco tal importancia, a pesar de la importancia de lo informado; por lo tanto se confirma el que no soy valorado ni tomado en cuenta.

Solo me queda trabajar por este gobierno para que tenga todo el éxito, sin perder el foco que es mi comuna y su gente, quienes me dieron esta responsabilidad y a quienes me debo; únicos perjudicados con el juego político de protegernos y entregar cargos con criterios lejos del mérito y cerca del pago de favores como botín político que se han convertido muchas plazas; a pesar de la evidente y juzgada ineficiencia demostrada en nuestro gobierno anterior. Se ha perdido el foco y se ha desviado la esencia.

A raíz de todo lo anterior, es que pongo en conocimiento de ustedes que he tomado la dolorosa decisión de RENUNCIAR al Partido Unión Demócrata Independiente, para lo que he iniciado los trámites correspondientes ante el SERVEL.”

CARTA CONCEJALES

En el mismo contexto y con carta dirigida a la Presidenta Nacional de la UDI, Jacqueline Van Rysselbergh Herrera, los concejales Italo Bruna, Manuel Zamora y Patricio Morales, hacen causa comuna con el alcalde Luis Pradenas como principal motivo de su renuncia como militante del partido.

“La motivación política que le lleva a uno a participar de esta actividad, obedece fundamentalmente a 2 razones: una de ellas son los principios inspiradores de la institución de la que uno es parte ; otra razón son las personas que conforman dicho grupo y que se constituyen en referentes, dando testimonio con su trabajo de ideales nobles e inspiradores. Por ello es que se transforman en líderes, a quienes se debe seguir cuando se está en pos de objetivos superiores y de bien común.

Estas razones fueron las que nos llevó a querer formar parte de la UDI, porque tanto sus principios como sus líderes , representaban genuinamente nuestro sentir, vimos a través de esta institución la forma de canalizar nuestras inquietudes y esfuerzo para contribuir a hacer de nuestro país un mejor lugar para nuestra gente. De esta manera y viendo como nuestro referente más cercano trabaja en la comuna de Panquehue, que de ser el único representante de nuestro sector político en el

Concejo, hoy como Alcalde ha logrado conformar un Concejo con 3 concejales UDI, 1 Concejal de Renovación Nacional y tan solo 2 de la actual oposición. Cabe señalar que nuestra Comuna ha sido históricamente de una izquierda muy radical.

Con profunda decepción hemos ido viendo como las cúpulas de nuestro Partido Político, no han sido capaz de valorar el trabajo realizado por este grupo de militantes y especialmente por nuestro líder comunal, ver como se ha dado vuelta la espalda a sus correligionarios, cuando estos están enfrentados a algún problema, como no se ha considerado la opinión en la conformación en los equipos de trabajo para el nuevo Gobierno y así tantas otras situaciones. Este escenario dista tanto del que cautivó nuestro interés y que nos llevó a engrosar las filas del que fue el Partido Político más grande de Chile.

Viendo como nuestro referente inmediato, el Alcalde Luis Pradenas, ha sido objeto de la más indolente falta de consideración de parte de las Directivas Regionales y Nacionales, descociendo el enorme trabajo realizado por él, con el fin de recuperar el Gobierno para nuestro sector. Hemos visto la tremenda desilusión que se ha apoderado de nuestro Alcalde, desilusión que hacemos nuestra y que lamentablemente no tenemos a quien hacerles saber nuestra opinión, toda vez que parecemos no existir para los otros líderes de la UDI.

Por lo anterior y consientes de la escasa consideración que se nos tiene, es que hemos tomado la decisión de renunciar a la UDI, los tres concejales de Panquehue.

A pesar de las añoranzas frustradas, deseamos que soplen nuevos vientos en este conglomerado y vuelva a encenderse la luz de los ideales y principios que cautivaron a tantas personas.”

Artículo anteriorTrasandino debuta de local este sábado frente a Rengo
Artículo siguienteEstudiantes de Liceo Max Salas participan de instancia cooperativa en Escuela Río Blanco