Tradición educativa de Los Andes: Liceo Maximiliano Salas Marchán celebra sus 114 años

630

Emblemático establecimiento rinde homenaje a su historia y su comunidad.

Con presencia de autoridades, ex alumnos, cuerpo docente y estudiantes, Liceo Max Salas celebra un nuevo aniversario. Destacando sus triunfos, su rica vida escolar y el esfuerzo tanto de profesores como de estudiantes.

Con el gimnasio de la unidad educativa como escenario, el Liceo Maximiliano Salas Marchan de Los Andes festejó un nuevo natalicio. Durante la ceremonia, se recordaron los inicios del establecimiento, como una escuela sólo para hombres que con el tiempo y los cambios culturales ha formado su identidad académica.

Junto a la presencia de autoridades, el alcalde Manuel Rivera acompañó a la comunidad educativa en esta importante fecha: “con mucho cariño y orgullo saludo a al Liceo Max Salas, sobre todo a quienes son la razón de su existir: los alumnos”.

La directora del establecimiento, María Consuelo Fernández, comentó respecto la importancia de este aniversario: “114 años del liceo es una fecha importante para hacer una reflexión de lo que está ocurriendo aquí día a día, de cómo nos hemos ido proyectando, de cómo hemos ido avanzando en la historia del Liceo Maximiliano Salas Marchán”.

Han sido muchas las generaciones que han pasado por las aulas y pasillos del tradicional liceo, creando un círculo conformado por estudiantes y educadores que años atrás también llevaron los colores de la institución. “Acá cerca del 75 por ciento del profesorado del liceo somos ex alumnos, entonces sabemos la realidad de este colegio emblemático. Ser parte de esta comunidad educativa nos llena de orgullo”, cuenta Luis López Toro, profesor de matemáticas.

“No cualquier liceo cumple 114 años”, afirma Tomás Aguilar, presidente del Centro de Alumnos, quien desde su experiencia le da gran importancia al sentido de pertenencia que el Liceo Max Salas genera en su comunidad: “no cualquier liceo saca generaciones y generaciones de personas de cualquier índole y estrato social, es un liceo que no es discriminatorio y por eso creo que cumplirá muchos años más», concluye.

Con más de un siglo de tradición académica, hoy el establecimiento ubicado en Avenida Chacabuco 437, es el lugar de estudios de casi 1500 estudiantes, divididos en modalidad diurna y vespertina que de la mano de un equipo de 92 profesores dan vida y sentido a este proyecto educativo que imparte una formación científico-humanista y educación para adultos.

Artículo anteriorMunicipio andino invita a participar en Festival de voces femeninas “Canta Mujer Encanta”
Artículo siguienteEl UniUni tiene nuevo gerente deportivo