Preocupante aumento de violencia por parte de los usuarios hacia el personal de salud

306

Amenazas de muerte, garabatos y golpes están siendo cada vez más comunes en el trato hacia los funcionarios.

Una preocupante y a la vez decepcionante realidad se está viviendo hoy en día en los servicios públicos de salud en relación al trato que los mismos beneficiarios del sistema se encuentran entregando al personal que lo atiende.

Escupos, empujones, garabatos y hasta amenazas de muerte son pan de cada día para quienes deben atender a cientos de personas durante su jornada, especialmente en aquellos puestos de primera línea de atención como lo son Urgencias o los módulos de atención donde se entregan las horas.

“Cuando le debes decir a un usuario que su atención tiene un cobro de acuerdo a su tramo de Fonasa, se indignan y te agreden verbalmente, a veces te escupen como hace unos días y no fue la primera vez”, asegura un funcionario de Recaudación de Urgencias.

En el mismo servicio, los médicos se sienten atemorizados frente a ciertas situaciones que deben atender, las cuales se han transformado en una constante, como por ejemplo dar las malas noticias, o la atención de constatación de lesiones o las riñas de fin de semana.

Pero no sólo en Urgencia, pues en otros servicios, funcionarios han debido constatar lesiones con Carabineros tras ataques físicos. Ejemplos existen varios, por lo que el llamado es a evitar estos incidentes, entendiendo que la relación al interior de los centros de salud se construye entre todos.

“Nos sólo se tornan violentos los pacientes, sino que también sus acompañantes, quienes se sienten con el derecho a insultar como si nada y a golpear los bienes de uso público que utilizamos para ellos mismos”, señala un cirujano al mostrar un aparato para ver las radiografías recientemente roto de un combo.

Todo lo anterior queda constatado en el libro de novedades de Urgencia, el cual cada vez registra más hechos similares de amenazas, insultos y amedrentamientos, por lo cual la Dirección del establecimiento está tomando cartas en el asunto y montando algunas medidas como el realizar una campaña para recordar que los usuarios también tienen responsabilidades y que las agresiones están sancionadas por Ley, la cual indica que se debe defender y perseguir la responsabilidad civil y criminal de quienes atenten contra la vida o integridad corporal del funcionario público, con motivo del desempeño de sus funciones, o que por dicho motivo, sean injuriados o calumniados en cualquier forma.