El exitoso laboratorio del UníUní

667

El llamado a la selección adulta de Ignacio Jeraldino y hace pocos días el de Bastián Rocco a una de las rojas juveniles se enmarca en un largo trabajo en divisiones menores en el club deportivo de Unión San Felipe con una clara política a largo plazo de trabajar en las divisiones menores, entendiendo que solo de esa forma se puede sostener un club de fútbol en los tiempos actuales. Con una histórica cifra de 12  nominaciones a selecciones y preselecciones nacionales en los últimos 8 años.

Manejar un club de fútbol  es algo muy complejo y si a eso se suma que debe ser con las exigencias actuales y en una ciudad de tamaño menor se complica mucho más aun la ecuación. A partir de esa realidad es que  cuando el tradicional UníUní se transformó en sociedad anónima desde el primer día y con una inversión relevante fue el desarrollo del fútbol joven.

Un jugador que fue capitán en los 90 comenta casí con emoción; “Lo que tienen los niños hoy, este complejo, los profesores, PF y todo el respaldo del club era algo impensado en nuestra época. Usábamos las poleras viejas del primer equipo y con los equipos grandes perdíamos por 20 goles, eso cambió del cielo a la tierra.

La elite de los UníUní Boys

Un arduo trabajo comenzó a dar los primeros frutos del  “Laboratorio de la Parrasia” con Esteban Carvajal, el menudo catemino, que  ya llamaba la atención en la sub 16. Ha pasado por importantes clubes nacionales e internacionales y estuvo nominado en una selección nacional. A partir de ahí la cantera albirroja no paro más de sorprender a todo el resto de los clubes que  perdían cupos en el seleccionado a manos de los albirrojos.  El 2012 fue el turno de Andrés Fernández a la sub 14 quien actualmente es el arquero titular del plantel, tras el vendría Ignacio Jeraldino, Pablo Silva  el 2014 a la sub 20, Nicolás Cornejo a la sub 17 el 2015.  Ese mismo año Bruno Martini daría la sorpresa al ser llamado al sparring de la selección adulta, luego de eso fue el turno de Benjamín Gazzolo  en la sub 20 junto a Ignacio Mesías. El 2017 fueron nominados Matías Silva a la sub 17, Alexis Valencia y nuevamente Mesías y Silva. Este año no ha sido la excepción ya que sacaron la cara por la albirrojita Leandro Montenegro y Bastian Rocco dejando nuevamente el nombre de la ciudad y del club en lo más alto.

El futbol joven igual de importante que el primer equipo

Desde los primeros días la piedra angular de las reuniones de directorio de Unión San Felipe S.A fue invertir en el desarrollo de las divisiones menores del club, lo que muchas veces no es popular. Un dirigente del club comenta que los hinchas no ven esta parte, solo les interesa ganar el fin de semana y eso está bien, son hinchas yo como hincha a veces me gustaría lo mismo, no obstante como club responsable hay que trabajar a la par en esas áreas, lo que significa que con dineros limitados, muchas veces te privas de contratar un jugador “calado” pero fortaleces las divisiones menores que no te dará nada el fin de semana, pero si, en el largo plazo. Eso es la base del desarrollo de los clubes modernos.

Ir a una práctica de las series menores de Unión San Felipe no se diferencia en nada que verla en la Universidad Católica, Colo Colo o la U de Chile, ya que los campos de entrenamiento , vestuario, profesores y apoyos en todos los ámbitos son muy parecidos. El papá de un niño que está en el club comenta que esto es un sueño para cualquier  niño y ya solo depende de él, si triunfa en el fútbol.

Desde el club comentan que desde el primer día fue objeto de preocupación y fue un trabajo que hubo que hacer de cero, ya que por las diversas realidades que había pasado el club no había nada y desde afuera éramos visto como un club de cuarta categoría, donde no había canchas implementación, técnicos etc.

Desde esos momentos comentan se comenzó a trabajar con un equipo de profesionales, que al comienzo hicieron un gran sacrificio recorriendo diversas canchas en todo el valle de Aconcagua. La llegada del profesor Fernando Marineli o Ariel Paolorrosi, fueron los primeros que clavaron banderas en el fútbol joven.

 El sueño del complejo

Cuando hoy son varios los seleccionados chilenos en las distintas categorías que les ha tocado representar a la ciudad y al valle, es clave recordar cuando Raúl Delgado le pareció que un lugar lleno de ramas y de pastizales que superaban a una persona podía ser el lugar.  “Veníamos con Raúl de un entrenamiento en el complejo del Prat en la Parrasia y Raúl me dijo: “Este lugar podría andar bien  para un complejo y debo reconocer que de primera me pareció raro, pero comenzamos a buscar al propietario, hasta que se llegó a acuerdo”, relata Felipe Rodríguez, actual Presidente del Futbol joven y ligado al club desde el inicio.

Desde el club cuentan que siempre Raúl ha visto la dinámica del fútbol joven como  clave y ha hecho un gran esfuerzo. Eso es  lo que hace que hoy  desde los otros clubes miren como un lujo lo que se tiene  a nivel de formación de menores y que San Felipe hoy se luzca cuando vienen desde otras ciudades a jugar.

Un papá de un jugador de la Universidad Católica, comentó en un partido de los juveniles  que estaba sorprendido con este complejo que nada tenía que envidiar al de la UC que siempre se ha caracterizado por ser el mejor del país.

Siguen los desafíos

La ANFP entregará unos dineros y el club ha decidido invertirlo nuevamente en formación  y es por eso que son 120 millones en un proyecto que consiste en separar la parte del futbol formativo al del primer equipo, camarines, estacionamiento gimnasio etc…El objetivo, cuentan desde Navarro es que los juveniles vean que deben esforzarse para llegar el primer equipo y por eso se separan los lugares y cada uno tiene el propio al igual que en los clubes de Europa.

Al conversar con algunos especialistas en formación en Quilín comentan que a veces se  habla del “Fenómeno sanfelipeño”, ya que nunca habíamos tenido tantos jugadores provenientes de esos sectores en las selecciones y preselecciones y eso al margen de las bromas es por el trabajo serio y profesional que se viene haciendo hace mucho tiempo y obviamente da sus frutos.

Eduardo Olivares Gerente General del club comenta que no se toman los elogios como que todo se ha hecho en esta materia, ya que  es un trabajo constante donde todos son importantes y fundamentales. Las familias de los jugadores, los profesores, PF, las personas que nos ayudan en mantener las canchas en condiciones lujo, todos son parte del éxito que se ha logrado y siempre mirando a seguir mejorando.

 

 

 

Artículo anteriorAlcalde de Panquehue junto a directores de departamentos se reunió con vecinos de Escorial
Artículo siguienteEn 180 días deberá estar concluida la construcción del SAR del CESFAM Centenario