Director de Hospital San Antonio de Putaendo realizó positivo balance del primer año con énfasis en la atención a los usuarios y relación con la comunidad

273

Tras cumplir un año en el Hospital San Antonio de Putaendo, el Director del establecimiento Dr Oscar Cruz Bustamante se refirió a los importantes logros, sin embargo destacó que lo más relevante tiene relación con la atención a los usuarios, la relación con nuestros funcionarios y una importante relación con la comunidad de Putaendo. El Director señaló que si bien nunca han buscado hacerse más conocidos es un hecho que se habla muchoo más del Hospital de Putaendo.

1.- Al cumplir un año como Director del Hospital San Antonio de Putaendo ¿qué ha significado para usted en el ámbito personal y profesional este cargo?

Ha sido gratificante en todo sentido. En lo personal, he podido trabajar y compartir con un tremendo grupo humano, que me ha apoyado durante todo este tiempo con el único propósito de mejorar los servicios que entrega nuestro Hospital. En lo profesional, he podido vivir nuevas experiencias, y con ello ampliar mis herramientas para desarrollar de mejor manera la gestión de nuestra organización.

2.- ¿Cuáles son las principales diferencias que identifica entre un CESFAM y un hospital como el San Antonio de Putaendo?

Si bien ambos centros tienen como uno de sus pilares la promoción y prevención en salud, hay diferencias que son propias de las prestaciones que ofrece cada uno de ellos. El Hospital tiene un funcionamiento permanente; tenemos pacientes en nuestra área de medicina que requieren cuidados en todo horario y un servicio de urgencias que funciona todos los días de la semana las 24 horas del día.

3.- ¿Qué es lo que más puede destacar de estos primeros doce meses como Director del Hospital San Antonio de Putaendo?

Hemos podido avanzar en una serie de ámbitos que creemos han tenido un impacto positivo en nuestra población a cargo gracias al trabajo en equipo, a los funcionarios y funcionarias y al apoyo del gremio. Hemos disminuido los tiempos de espera en nuestro servicio de urgencia, hemos mejorado nuestras instalaciones y reforzamos permanentemente lo importante que estar tratar de manera amable y cercana a nuestros pacientes, todo con el fin de otorgar nuestros servicios con la dignidad que nuestros usuarios se merecen.

4.- ¿Cuáles han sido los logros más importantes obtenidos por el Hospital en este año de gestión?

Hemos podido desarrollar múltiples proyectos junto a todo el equipo. Durante la segunda mitad del año 2018 realizamos inversiones para mejorar la comodidad de nuestra sala de espera, que incluyó el recambio completo del mobiliario, la climatización del recinto para otorgar una temperatura más confortable, la habilitación una zona de espera infantil para los niños y niñas que muchas veces acompañan a sus padres, y la incorporación de una área de lactancia materna para fomentar esta importante práctica.

 

Pudimos adquirir nuevo equipamiento clínico, y renovamos nuestro equipo radiológico osteopulmonar con una inversión superior a los $100 millones. El equipo clínico y administrativo pudo obtener su segunda Acreditación en Calidad y Seguridad del Paciente, que es motivo de orgullo para toda la organización. Fuimos evaluados como el mejor hospital de la red Aconcagua en trato al usuario y   nos ubicamos entre los 15 mejores hospitales de baja complejidad de Chile en este mismo ámbito. Pudimos además incorporar a nuestras prestaciones el sistema de alimentación enteral para pacientes hospitalizados que no pueden nutrirse de forma adecuada por alguna patología que los afecte.

 

Durante lo que va de este año 2019, obtuvimos la más alta evaluación en gestión ambiental en el marco del Programa Hospitales Verdes y Saludables, incorporamos un nuevo minibús institucional como parte del plan de inversiones del Servicio de Salud Aconcagua, pusimos en funcionamiento dos bombas de infusión continúa entregadas por nuestra Base 30 de SAMU e incorporamos 18 monitores multiparámetro gracias al trabajo en red con el Hospital San Juan de Dios de Los Andes y el Hospital San Camilo de San Felipe.

 

Finalmente, y hace pocos días, pusimos en marcha el Programa de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos, para otorgar soporte a los pacientes de nuestra comuna que sufren por el dolor físico y emocional producido por el cáncer.

 

5.- ¿Cuál es el sello que ha querido marcar dentro del Hospital San Antonio de Putaendo?

 

He querido poner énfasis en la concientización y sensibilización con respecto a la atención de los usuarios, que debe realizarse en el contexto de la ética y los valores, y de este modo atender al paciente supliendo sus necesidades a nivel físico, emocional y social, empatizando con el dolor del que sufre una enfermedad y comprender que requieren de nuestros mejores esfuerzos.

 

6.- ¿Cree que existe una deuda con los hospitales de baja complejidad como el San Antonio?

Creo que el Hospital de Putaendo es importante para la red de salud de Aconcagua. Es el único dispositivo de urgencia con que cuenta la comuna, posee una base de SAMU que otorga rápida asistencia en caso de accidentes o cuadros graves de salud, y permite la liberación de camas en los hospitales de San Felipe y Los Andes, para que ellos puedan hospitalizar de manera más expedita a pacientes que presenten patologías de mayor complejidad, debido a nuestro rol como hospital de descarga. Por lo tanto, somos sin duda un importante establecimiento de la red, y las autoridades y los múltiples equipos del Servicio de Salud Aconcagua comparten mi apreciación.

 

7.- ¿Siente que el Hospital ha tenido un mejor posicionamiento en este año de gestión?

No es lo que hemos buscado, pero al parecer la gente sabe de nosotros un poco más que antes.