Se investiga grave agresión a menor de edad

258

Un gravísimo incidente en el que un joven estudiante menor de edad (17) de la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas de San Felipe, habría sido agredido por varios carabineros de Los Andes, es el que denunció la madre del menor, doña Helga Fuentes a Diario El Trabajo. Nuestro medio logró hablar con la madre del joven, y ésta relató la versión que ya es viral en algunas redes sociales por Internet.
«Mi hijo Joaquín andaba en la marcha el día lunes en la mañana con uniforme a limpiar la Plaza de Armas, porque él había quedado en ayudarle a los caballeros del aseo a ordenar y limpiar la plaza. Después él se fue a la casa de su polola y de ahí se fue a la marcha. Como a las cinco y media lo llamamos y él me dijo que ya se iba para la casa, que estuviéramos tranquilos, y cuando vio que empezaron los desmanes, él se vino para la casa. Venía caminando, ya eran pasadas las seis, después del toque de queda, esto pasó como a las siete y diez, y él iba caminando para la casa por Avenida Santa Teresa donde está el Restaurante Lomo House, en eso él siente que viene una patrulla detrás; él escuchó: ‘éste viene solo y no hay nadie así que aprovechemos de pegarle’, mi hijo escuchó eso y quiso correr pero no pudo porque tiene una bubalgia, cuando intentó correr se cayó y ahí ellos (los carabineros) le tiraron el furgón encima y lo chocaron, lo arrastraron por la tierra, le pegaron, lo tiraron al suelo, lo patearon, lo golpearon con esos palos, la luma policial, mi hijo lo único que pudo hacer fue taparse la cara porque llevaba lentes, de sus lentes no tengo idea, él no supo donde quedaron sus lentes nada, porque lo único que pudo hacer fue taparse su carita», dijo la angustiada madre.
– ¿Qué pasó después de este crudo incidente?
– Después de la paliza creo que se lo llevaron a la comisaría, allá le quitaron todo, no nos avisaron a sus padres, a mí no me avisaron que el niño estaba detenido, ni siquiera le dijeron ‘oye detente, ¿por qué andas aquí a esta hora siendo que hay toque de queda?’. Estos carabineros llegaron y actuaron como unos animales, en el calabozo se burlaban y se reían de mi hijo, luego cuando una amiga mía logró llamarle a su celular, alguien respondió que a mi hijo lo habían asaltado y le habían sacado la chucha y dejado tirado en la calle, colgaron y apagaron el celular. Hubo un carabinero, de los que los cuidan a ellos en los calabozos, al parecer uno que sí estaba más consciente de la situación de los detenidos, me llamó y me avisó que estaba en la comisaría, prestó su teléfono, según me dijo mi hijo.

HECHO PEBRE
Nuestro medio habló también con el afectado, ‘Joaquín’, quien nos comentó desde su cama, pues sigue reponiéndose de la paliza, que «me siento, psicológicamente abatido y con mucha rabia, pero al momento de recordar me pongo a llorar, ya que vuelve en mí el sentimiento de desesperación que sentí, y todo lo que supliqué para que no me pegaran más. Físicamente me duele todo. Tanto que me llegan a dar espasmos del dolor, y para poder dormir tengo que tomar varios remedios. Lo que pienso es que, lo que me pasó a mí, no será el final. A varia gente le pasó esto, más leve o peor. Y con todos mis pensamientos, sigo pensando en lo de antes, que pese a todo, no hay que rendirse. Éstos son sólo otros motivos para seguir en contra de este estado opresor», dijo el joven estudiante.

CARABINEROS RESPONDE
Diario El Trabajo habló este miércoles con el capitán de Carabineros de Los Andes, Víctor Torres, y le pedimos la versión que Carabineros maneja sobre este incidente denunciado, también por los dichos de la madre del menor, Helga Fuentes.
«Efectivamente el menor se vio involucrado en un procedimiento policial que adoptó personal de la Tercera Comisaría de Los Andes en subsidio a la labor militar que efectúa personal del Regimiento Yungay de Los Andes. Respecto a la situación que ustedes como medio de comunicación me mencionan, dentro del procedimiento policial al menor en comento se le trasladó al Servicio de Urgencias del hospital base de la comuna de Los Andes y, conforme a dichas lesiones se confeccionó el parte policial, el que fue remitido a la Fiscalía local de Los Andes conforme las instrucciones que existen respecto de poner hechos que revisten carácter de delito al conocimiento del tribunal respectivo, como se hizo en este caso (…) Respecto a la situación que la madre del menor menciona, este es un hecho que la Fiscalía está investigando y es la misma que debiera pronunciarse respecto a esa situación. Carabineros no tiene más antecedentes de lo ocurrido más que lo ocurrido en los insertos en el parte policial, el tema está en proceso investigativo», dijo Torres.

EN INVESTIGACIÓN
Al cierre de nuestra edición, los padres del menor nos confirmaron vía telefónica que en horas de la tarde de ayer jueves, ellos interpusieron formalmente la denuncia de esta supuesta agresión en Fiscalía de Los Andes, la que ya está investigando los hechos.

 

Fuente Diario El Trabajo

Artículo anteriorCon Marchas Pacificas se desarrolló nueva jornada de manifestación en Los Andes
Artículo siguienteComerciantes de Calle Prat esperan normalizar sus horarios de atención