Director del Hospital de Los Andes entrega recomendaciones para fiestas de fin de año.

299

Un llamado al autocuidado y prevenir situaciones que pongan en riesgo la salud y la vida de las personas durante las fiestas de fin de año que se aproximan, realizó el Director del Hospital San Juan de Dios de Los Andes, Dr. Arturo Ramírez Rojas. El profesional recordó que Navidad y Año Nuevo son fechas para celebrar con la familia y amistades, por lo que es muy importante evitar excesos que puedan ocasionar accidentes o descompensaciones de enfermedades crónicas.

En este sentido, Ramírez explicó que el hospital está trabajando para que la Unidad de Emergencias cuente con todos sus turnos cubiertos durante el 25 de diciembre y el 01 de enero.  No obstante, enfatizó que este servicio es para urgencias, por lo tanto los equipos clínicos están dispuestos para atender personas cuya vida está en riesgo y las consultas no urgentes son postergadas. Por ello existe un sistema de categorización de pacientes que evalúa la gravedad de cada uno, a fin de atender primero a quienes realmente están más graves.

Sin embargo, el médico internista indicó que la mejor conducta durante este fin de año es prevenir. Sobre esto, indicó que durante estas fiestas suele aumentar el consumo de alcohol y comida, razón por la cual hizo un llamado a las personas con patologías crónicas, como diabetes e hipertensión, para cuidar su dieta y anteponerse a descompensaciones de sus patologías.

Otro aspecto preocupante y en el que se ha insistido en reiteradas oportunidades está relacionado con no conducir en caso de haber consumido bebidas alcohólicas, ni transitar a pie por caminos con poca visibilidad. Sobre esto, Ramírez señaló que las familias y los amigos tienen un rol trascendental en cuidar a sus seres queridos, evitando que cometan estas imprudencias que pueden ocasionar graves accidentes o cobrar la vida de las personas.

Recordó también que desde hace muchos años está prohibida la venta de fuegos artificiales, ya que éstos son un riesgo para quienes los manipulan y habitualmente son los niños los más afectados por las quemaduras que ocasionan estos artefactos.

Finalmente, Ramírez insistió en la necesidad de consumir abundante agua durante los días de calor, para mantener una adecuada hidratación, sobretodo en niños y adultos mayores. Además, indicó que es importante vigilar a los niños cuando se acude a piscinas, playas y balnearios durante las tardes de calor, para evitar asfixias por inmersión.

Ramírez indicó que la idea es que este fin de año sea motivo de encuentro y de compartir con familia y amigos; y no para ocuparse de accidentes o problemas de salud que empañen la felicidad de estas fiestas.

Artículo anteriorEn abril del próximo año podría estar listo el nuevo Parque Estero Los Loros de Llay Llay
Artículo siguienteVecinos de Bucalemu implementan con gran éxito proyecto de reciclaje para sector