Entrevista: Ricardo Figueroa, Empresario gastronómico;»Esta es la peor crisis de los últimos 100 años»

185

Ricardo Figueroa es un hombre sencillo, querido por todos. El tercero de la generación de la tradicional Ruca, que no solo es un Restaurante, sino que una verdadera institución en Curimón y por qué no decirlo, en todo el Valle de Aconcagua. Ricardo Carlos, como lo conozco, sabe que tiene la responsabilidad en sus hombros de ser quien saca adelante esta “dinastía”. En este difícil momento de pandemia, donde el rubro ha sufrido profundas consecuencias, quisimos conversar con él.

Ricardo, La Ruca  es uno de los lugares más representativos del Valle. ¿Cómo les ha pegado esta crisis?

Como a todos en el sector gastronómico y turístico del país y del mundo, esta es una crisis sanitaria y ahora traerá de la mano una crisis de proporciones. Ahora que el mundo es una aldea global, todo nos afecta, imagínate a nosotros, un local ubicado en pleno campo de la zona central de Chile, llevamos 4 meses sin poder abrir nuestras puertas.

Ustedes son una familia muy unida y emprendedora, ¿cómo los ha fortalecido esta difícil situación?

Sí, la familia es muy importante en estos casos, para sobrellevar de buena manera los momentos extremos, ya que se deben tomar decisiones dolorosas, teniendo en cuenta que nuestro personal es parte de nuestra familia, los garzones, cocineros llevan toda una vida con nosotros. En todo caso, estoy seguro que juntos saldremos de esta crisis mundial.

Tú fuiste dirigente del comercio y conoces muy bien cómo le ha pegado esto a los comerciantes. ¿Cuál es tu diagnóstico y posibles ayudas?

Es absolutamente complejo para las pequeñas y medianas empresas del valle de  Aconcagua, imagínate que llevan cerrados y deben seguir pagando arriendos.

¿Algùn consejo que puedas entregar para reiventarse?

Eso es muy difícil, ya que por ejemplo, nosotros, nos reiiventamos al delivery algunos fines de semana, pero obviamente no es lo mismo, hay algunos que han cambiado hasta de rubro, definitivamente esto es una emergencia.

Una de las fortalezas de la Ruca es la experiencia que se vive en el tradicional lugar. ¿Cómo has podido traspasar esto en un delivery?

Compactamos nuestra tradicional carta que todos conocen e intentamos llevarla a las casas del Valle de Aconcagua, para que las personas puedan seguir disfrutando de nuestros tradicionales sabores.

¿Qué reflexiones te ha traído esta difícil situación?

Definitivamente lo frágil de los sistemas económicos y de la vida misma. Un día estamos bien con una “normalidad” y  al otro pasan estas cosas y quedamos de brazos cruzados, es muy duro todo esto.

Si tu abuela, una mujer admirable estuviera viva, ¿qué crees que te diría?

Ella fue una luchadora por esencia, una mujer de mucha visión, pero por sobretodo de mucha fuerza, ella sin duda nos diría hay que seguir con mayor esfuerzo que antes. Ella fue destacada como las mujeres pioneras del Valle de Aconcagua, debido a que desde el campo de Bucalemu, creó un espacio gastronómico típico de Chile.

¿Imaginaste alguna vez que tendrías que cerrar el Restaurante tantos días y meses?

Mi papá comentaba que nunca había tenido el local cerrado por tanto tiempo, o sea es algo histórico, las pymes quedaremos muy mal.

 


¿Has podido pensar en el futuro en lo personal
, como en lo empresarial?

Sí, claro, se medita bastante acerca de qué nos depara el futuro y, en lo concreto, hay que desarrollar muchos protocolos sanitarios para lo que viene.

Con tanto “revoltijo” político, ¿no te entusiasma alguna aventura en esa área?

No, definitivamente no por ahora, estoy cien por ciento dedicado a pasar de la mejor manera esta emergencia y poder volver a ponernos de pie.