La importante inversión que daría más de 1000 puestos de trabajo en Los Andes

128

 

El Puerto Terrestre de Los Andes es una de las más grandes obras que se han realizado los últimos años en la provincia y por qué no decirlo en la región. Sin embargo debido a la cantidad de transporte que circula por la entrada al país, que es cada ve mas grande, se está haciendo pequeño. A raíz de eso, desde la concesionario Azvi, buscan realizar una inversión de 70 millones de dólares que ampliaría la capacidad al doble y entregaría cerca de 1000 puestos de trabajo.

Juan Lacassie, Gerente General de la compañía, contó al diario el Pulso que esta importante inversión tendrá un impacto relevante en la cadena logística y operativa, asimismo demandará la creación de nuevos puestos de trabajo directos e indirectos, que favorecerán el trabajo en el Valle de Aconcagua, la región de Valparaiso  y la economía nacional  a través de la inversión privada, en momentos que el país más lo necesita.

Otro factor relevante del proyecto es que viabilizará el anhelo de aumentar la carga por tren, conectando directamente la red ferroviaria de los puertos marítimos de San Antonio y Valparaiso, así como la zona centro sur del país con el Puerto Terrestre de Los Andes.

Según fuentes ligadas al sector productivo, el puerto estaría “quedando chico” y esto sería sin lugar a dudas una situación de progreso para el país y de modernización de unas de los pasos de intercambio de productos mas importantes.

Es importante recalcar que el Puerto Terrestre de Los Andes opera como primaria aduanera, siendo el único en su tipo, concesionado por el Estado. El PTLA tiene una extensión de 25 hectáreas, y cuenta con estacionamientos para 570 vehículos de transporte, operan 1500 personas diariamente y cuenta con bodegas que prestan servicios de almacenamientos de las mercancías, andenes de inspección, oficinas y bancos entre otros servicios.

Las cargas que utilizan este importante puerto son principalmente productos de importación y exportación que hacen uso del paso los Libertadores complementando la operación de los puertos de Valparaiso y San Antonio.