Liceo Mixto adquirió ocho desfibriladores para sus cinco establecimientos de Los Andes y San Felipe

93

El liceo Mixto realizó la adquisición de ocho equipos DEA (Desfibrilador Externo Automático), destinados a sus cinco establecimientos entre Los Andes y San Felipe.

Dichos dispositivos electrónicos son capaces de examinar el ritmo cardiaco, para determinar si es necesario proporcionar una descarga a una persona en paro. Si bien, el paro cardiorrespiratorio es más común en adultos, también se puede producir en niños y motivados por algún accidente.

Ignacio Cornejo, Director de Proyectos y miembro del directorio de la Corporación Monte Aconcagua, manifestó que la compra se hace en el marco de la Ley 21.156 (entrada en vigencia este 1 de septiembre) que exige al menos uno de estos equipos para colegios con más de 500 alumnos. “En este contexto el Instituto de Seguridad del Trabajo nos recomendó una marca y modelo que es la más confiable y de mejor calidad y además la única que se vende en Chile aprobada por la FDA de Estados Unidos”, aseguró el
directivo, rescatando que contar con estos dispositivos genera tranquilidad tanto para el cuerpo directivo, docente, como para los apoderados y alumnos del colegio.

Capacitación

En este contexto, y como un complemento necesario a la compra de los desfibriladores, el Liceo Mixto contrató los servicios de la Otec RCP & DEA Chile para realizar una capacitación. “Nosotros certificamos al personal del colegio en Reanimación Cardiopulmonar y uso del desfibrilador” manifestó Cristopher Cisternas, profesional de la salud en servicios de urgencia, junto con destacar que los capacitados “deben aprender a reconocer a una persona en paro y seguir el protocolo para llamar a la ambulancia”, enfatizó, valorando que un equipo DEA usado correctamente en los primeros 5 minutos de la emergencia brinda una posibilidad de sobre
vida muy alta.

Jorge Peña Torres, inspector general del Liceo Mixto Bicentenario de Excelencia Los Andes, fue enfático en resaltar lo positivo de las jornadas de capacitación, “ya que no sólo se trata de salvar una vida, sino que además un buen procedimiento posibilita que una persona se recupere con buena calidad de vida y no quede con daños futuros”, aseguró.

Artículo anteriorMunicipalidad de Los Andes celebra a Río Blanco en un nuevo aniversario
Artículo siguienteOficina de postulaciones Aconcagua anunció concurso para reclutar contadores para Carabineros